Aprende a aprovechar el tiempo libre de tu trabajo

En cualquier centro de negocios de Madrid podremos encontrar huecos de horas libres de sus empleados, ya sea porque tienen descansos de dos horas y no les da tiempo a ir a su casa y volver o porque se ha anulado una reunión o ha fallado un cliente.

En estas horas “sueltas” es muy posible  que no sepamos qué hacer en ellas y si suelen se suelen dar bastante a menudo probablemente terminemos desarrollando la sensación de que estamos perdiendo el tiempo.

Sobre todo suele pasar cuando invertimos menos tiempo en comer y nos encontramos con más de media hora diaria en la que llegamos a “aburrirnos” literalmente o en épocas en las que hay menos trabajo y no sabemos cómo rellenar las horas.

Al principio alargamos el café, damos un paseo por los alrededores o adelantamos trabajo. pero todo termina cansando y también nuestro cerebro nos  pide desconectar de las obligaciones de la oficina

En este post te proponemos un par de ideas muy útiles para invertir el tiempo “extra”  que tienes.

1. Aprende idiomas

Gracias a las tecnologías podemos aprender casi cualquier cosa con nuestro smartphone y una conexión a internet. Existen aplicaciones tanto gratuitas como de pago que nos podremos descargar para aprender el idioma que queramos.

Estas app suelen ir por niveles y guardan todos nuestros avances, con ellas podremos practicar aunque solamente tenemos cinco minutos al día. En los días que  tenemos más tiempo podremos repasar o avanzar con nuestras lecciones.

Es una opción ideal para aquellos que no tienen tiempo de apuntarse a una academia o que necesitan mantener su nivel de inglés, alemán o chino. Si somos constantes en muy pocos meses veremos una evolución clara.

Además de desconectar mientras aprendemos y nos divertimos. Ya que suelen estar pensadas para ser entretenidas y muy intuitivas en el uso, ni nos  daremos cuenta de que pasa el tiempo. 

2. Viaja a través de libros

Dicen que no hay sitio al que no se pueda llegar gracias a un libro. Para aquellos amantes de lo tradicional, del sonido de las páginas al pasarse, del olor a nuevo, los libros no han pasado de moda, incluso están resurgiendo con muy fieles adeptos.

Si eres de los que les  gusta abstraerse totalmente del  trabajo no hay nada mejor, tendrás infinitas posibilidades a la hora de elegir libros, desde históricos,novelas, libros de poemas o libros de estudio.

Con lo cual es una opción infinita y muy buena (ya que mejorarás vocabulario y velocidad de lectura, aprenderás o descubrirás nuevas fórmulas para tu negocio).

3. Échate una buena siesta

Aunque se trate de algo “tipical Spanish) no estamos acostumbrados a echarnos siestas en el trabajo. Se ha demostrado que esta práctica nos  ayuda a resetear nuestro cerebro y a renovar nuestras energías. 

En Asia, China y Japón sobre todo, la siesta es un momento obligado de la vida diaria. En los  centros de negocios sus empleados se traen sus cojines, cascos o incluso mantas y cuando toca la hora de descanso  se recuestan en sus mesas o sillas y duermen.

Sabemos que igual al principio cuesta un poco coger el hábito, pero simplemente con cerrar los ojos, ponerte música relajante y dejar el cerebro en blanco notarás un cambio en tu energía.

4. Practica ejercicio

Si tu centro de negocios está en Madrid seguramente tengas muy cerca un gimnasio, puedes aprovechar e ir media hora, ducharte y después comer. O si no tienes una al lado puedes practicar ejercicios dentro de la oficina.

Bastará con que te lleves una esterilla y ropa cómoda, podrás hacer ejercicios de Yoga, estiramientos para la espalda, Pilates o ejercicios Hipopresivos que están muy de moda.

¿Nuestro consejo? Ve alternando estas cuatro alternativas, así tendrás todo  en uno, tiempo aprovechado, tiempo de disfrute y te sentirás muy bien contigo mismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *