Obturador lateral, una pieza clave en flexografía

El obturador lateral, conocido también por su nombre en inglés end seal, es una pieza clave para la impresión por flexografía. Su misión es la de cerrar el tintero flexo de una manera muy precisa, sin que escape nada de tinta que pueda perjudicar el proceso de impresión. Se consigue así una impresión flexográfica de gran calidad y se evita la repetición de trabajos por fugas que, con una pieza de calidad y bien fabricada, es posible evitar.

Los obturadores End Seal sufren un desgaste progresivo que hace que la pieza pierda efectividad y se deforme, por lo que hay que vigilar su estado y cambiarlos tan pronto comiencen a dar señales de deterioro. Conseguir un End Seal duradero y a buen precio es el objetivo de los fabricantes para poder satisfacer así la demanda de los expertos en artes gráficas que los utilizan a diario para sus encargos.

Esta pieza no se fabrica en serie, sino que los distribuidores de productos de flexografía se encargan de hacerla para cada cliente, ya que son muchos los factores que entran en juego para conseguir un producto efectivo y que tenga la calidad demandada. Vamos a conocer un poco más sobre estos factores determinantes en su fabricación.

La fabricación del End Seal

El obturador lateral se fabrica a petición del cliente y debe de ser compatible con la máquina de flexografía que este tenga, por lo que el suministrador debe de tener muy claro cómo hacer cada modelo. También es importante seleccionar bien el material, ya que la dureza, la resistencia que pueda tener a los productos químicos, la flexibilidad o no de la pieza y su resistencia mecánica determinan sus cualidades y si es más o menos adecuado a un trabajo concreto.

Es importante que esta pieza tenga una gran resistencia al desgaste, ya que está sometida a una fricción continua con el anilox. El proceso de fabricación debe de emplear sistemas de corte de alta precisión y evitar curvaturas en los cantos de la pieza, para asegurar la máxima estabilidad.

A la vez, también es importante que su coste sea bajo, por lo que el fabricante debe de saber elegir bien los materiales y conseguir un proceso de fabricación sencillo, eficaz y económico que le permita ofrecer a sus clientes esta pieza de gran importancia a precios muy competitivos, siempre con la máxima calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *