Los regalos publicitarios siguen siendo un éxito

Todos adoramos que nos den un regalo, incluso si es un publicitario. Sobre todo si es alguno de los que se pueden ver en el catálogo de Grupo Seripafer ya que su originalidad los hace los más deseados de todos.

Precisamente porque a todo el mundo nos gusta recibir algo gratis, los regalos publicitarios siguen siendo un reclamo que se utiliza para todo tipo de campañas publicitarias dirigidas a personas de cualquier edad. Desde los más pequeños de la casa hasta los mayores, caen en la tentación de una compra con regalo.

regalos-publicitarios

Los regalos de toda la vida

Hay regalos de toda la vida que siguen siendo un éxito. No siguen encantando los abanicos al llegar el verano, los juguetes de cualquier tipo en el caso de los niños, los posavasos originales y las bandejas para desayuno.

También nos gustan los regalos más prácticos como el menaje de cocina o los bolígrafos y los blocks de notas. En definitiva, lo clásico sigue triunfando y no hay más que ver como los niños siguen comprando esos huevos de chocolate que tienen en su interior un pequeño muñeco. Seguramente, tú los coleccionaste en tu infancia y si ahora tienes hijos o los vas a tener, ellos también lo hagan.

Regalos novedosos

Pero que lo de toda la vida triunfe no quita que lo novedoso no sea atractivo. Renovarse es a veces necesario y sorprender también. En la era de la tecnología, los regalos relacionados con la misma no dejan de ser un gran éxito.

Por ejemplo, entre los jóvenes los auriculares para móviles son un regalo tentador ya que los utilizan mucho y necesitan comprarse unos cada cierto tiempo. Ahora ya no llevan WalkMan o DiskMan con ellos, pero sí llevan su teléfono móvil en el que pueden contener toda la música que deseen.

Los blocks de nota modernos se llaman ahora pendrives y en ellos se puede llevar una gran cantidad de información. Sin tener que cargar con un ordenador de un lado a otro, en el pendrive está todo lo que necesitamos cuando trabajamos en dos lugares diferentes o cuando queremos, por ejemplo, llevar música o películas a casa de cualquier amigo.

Modernos o clásicos, los regalos siguen siendo la base de muchas campañas publicitarias, que se lo digan si no a la famosa bebida de cacao que cada verano consigue vender sus estuches de gran tamaño gracias a estas campañas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *