Una opción acertada para dejar tu viejo coche

La verdad es que no sé si habrá alguna persona que tenga su coche tanto tiempo como tengo yo el mío, para que luego digan que los coches no duran casi eternamente, la verdad es que aún recuerdo la primera vez que lo vi, me gustó tanto que mi padre me prometió regalármelo si me sacaba cuanto antes el carnet de conducir, así que cuantas ganas tendría de tenerlo que en tres meses ya estábamos de celebración con el carnet en la mano.

Lo que mi padre nunca se hubiera imaginado es que me lo iba a tomar tan en serio, supongo porque era joven y me cansaba pronto de las cosas, así que el pensaba que la perseverancia sería cero y no tendría que invertir ni un solo euro en el coche que tanto me gustaba.

Como ya sabemos se equivocó y no le quedó más remedio que comprarlo, aún recuerdo lo contento que estaba, más que un niño con zapatos nuevos, no sabéis hasta qué punto lo cuidaba, estaba pendiente siempre de sus revisiones, de que sus piezas estuvieran en perfecto estado, creo que nadie se tomaba el cuidado del coche tan en serio como yo.

La verdad es que no recuerdo que me haya dado nunca ningún problema, siempre acudía a cambiarle las ruedas cuando le correspondía, esperaba a que su kilometraje fuera el adecuado para cambiarlas cuando tocaba, además como siempre estaba pendiente de la presión y del propio desgaste nunca viajaba con las ruedas en mal estado.

Lo mismo hacía con el resto de piezas, así que claro el paso del tiempo, no ha hecho que mi coche estuviera mejor pero tampoco peor, aunque tengo que reconocer que ya le van saliendo muchas cosillas, a pesar de estar bien cuidado al final nos debemos dar cuenta que si tienen una fecha de caducidad y al mío parece que comienza a llegarle, así que me estoy planteando el venderlo a http://www.cochesparadesguace.com/ donde al parecer puedo ganar un dinero con ello, y a pesar de que hay un fuerte valor sentimental el que nos ata debo hacerme a la idea de que otro pronto va a ocupar su lugar y que va llegando la hora de dejarlo descansar, que bastantes batallas hemos lidiado los dos juntos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *